Sobrepeso / Obesidad en Logrono

Sobrepeso / Obesidad en Logroño

SOBREPESO Y OBESIDAD

 

¿QUÉ SON LA OBESIDAD Y EL SOBREPESO?

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasas que puede ser perjudicial para la salud.

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

¿SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO?

No hay síntomas específicos del sobrepeso y la obesidad. El proveedor de atención sanitaria puede diagnosticar sobrepeso y obesidad en función de los antecedentes médicos y el índice de masa corporal (IMC). El proveedor también puede indicarle pruebas para descartar otras afecciones médicas.

 

¿CÓMO IDENTIFICAMOS EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD?

En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:

  • Sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • Obesidad: IMC igual o superior a 30.

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.

 

¿CÓMO SE ORIGINA EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD?

La causa principal del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y las calorías gastadas. A nivel mundial ha sucedido lo siguiente:

  • Un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y
  • Un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

 

¿FACTORES QUE CONTRIBUYEN A UN PESO SALUDABLE O NO?

 

Son muchos los factores influyen en el peso de una persona. Entre ellos podemos encontrar:

  • Los hábitos de conducta o del estilo de vida,como la falta de actividad física, conductas sedentarias, una mala alimentación y malos hábitos de sueño.
  • El entorno, por ejemplo,el lugar en el que vive y los hábitos de vida con su familia.
  • Factores económicosque pueden influir en los alimentos que pueden comprar y en otros hábitos de vida.
  • Los antecedentes familiaresy la genética.
  • El metabolismo(la forma en que el cuerpo transforma los alimentos en energía).

 

¿CÓMO COMBATIR EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD?

 

Se recomienda una alimentación adecuada y realizar ejercicio de forma habitual para contribuir a mejorar la calidad de vida. Las principales recomendaciones son:

  • Consumir menos alimentos ricos en azúcares y grasas.
  • Comer de manera habitual frutas y verduras. Así como también legumbres, cereales y frutos secos.
  • Realizar actividad física diariamente.
  • Evitar el tabaco y el alcohol.

 

Limitar el consumo de azucares

 

La OMS anunció que el consumo de azúcares libres aumenta la ingesta calórica. Aparte de las consecuencias en el peso, un consumo excesivo de azúcar puede llevar a un diagnóstico de diabetes. También aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y presión arterial alta.

Es recomendable reducir progresivamente la ingesta de azúcar en determinados alimentos. Eliminar bebidas azucaradas como refrescos. Alimentos con gran cantidad de azúcar como bollería, mermeladas o postres muy calóricos.

 

Comer varias porciones de frutas y verduras al día.

Los últimos estudios de la OMS apuntan al consumo de cinco porciones diarias de fruta y verdura. Frutas y verduras se encuentran en lo alto de la pirámide alimentaria saludable. Un escalón por debajo están lácteos, legumbres, pescados y carnes blancas. Deben consumirse entre dos y tres raciones al día. Y un escalón más abajo, alimentos para consumir de forma ocasional: carnes rojas, embutidos, bollería y aperitivos.

Hacer ejercicio de forma regular

 

Se trata de realizar ejercicio conforme a la edad y condiciones físicas de cada persona. Es importante abandonar hábitos sedentarios y lograr rutinas más activas. Sin duda, el ejercicio aeróbico es el más efectivo y necesario. Caminar, correr, ir en bicicleta o nadar un mínimo de treinta minutos cada día es un excelente trabajo físico.

 

Dejar de fumar

Fumar afecta directamente a la forma física y provoca que la actividad aeróbica se encuentre disminuidad. El tabaco hace que aumente la grasa abdominal y se incremente el riesgo de diabetes. También aumenta los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. Esta alteración hace que se acumule grasa y afecte a la calidad del sueño.

 

En el MASSANA, nos preocupamos por tu salud, por eso tenemos a tu disposición un servicio de dietética y nutrición con seguimiento semanal, junto con un equipo multidisciplinario para combatir la obesidad y el sobrepeso. Con esto te ayudaremos a modificar tus hábitos y mejorar tu bienestar.

Scroll al inicio